Al final Marx no mentía

(Artículo de opinión publicado originalmente en SPQ, a quienes agradezco sinceramente el espacio de expresión)

Hace tiempo leí un tweet de mi amiga Paula muy revelador:

Paula #RTVVNoEsTanca  PaulaRuMar  en Twitter

 

Y esa es la realidad, pero no la sorpresa. Llevamos años condenados a escuchar un único mensaje sobre el mal y el bien, un discurso oficial de sacralización del liberalismo como promesa de futuro y bienestar que nunca se sostuvo sobre ninguna realidad, sino sobre una inmensa maquinaria de propaganda que redujo todo a un pensamiento único, oficial y hegemónicamente aceptado.

Mientras tanto el mundo se comportaba, especialmente en lo económico, como Marx había explicado hace ya casi doscientos años: La riqueza crecía aparentemente, pero cada vez se repartía peor. Los beneficios de épocas de supuesto crecimiento se construían sobre el endeudamiento y el falso sueño americano de la inmensa mayoría de la población occidental. Y ahora los nuevos beneficios de la crisis se materializan en la destrucción de ese sueño y en la transferencia de los fondos de millones de personas hacia los mismos, auténticos y únicos beneficiarios de la expansión anterior. Hemos sostenido su beneficio en nuestra aparente riqueza y lo volvemos a hacer en nuestra innegable pobreza.

El capitalismo y el sistema de mercado son sencillos. Muy sencillos. Se basan única y exclusivamente en el incremento del beneficio, mediante la vía que sea. Las personas nunca hemos sido el fin del sistema, porque no somos ni producto ni beneficio, sólo sujetos de extracción de  plusvalía. El único objetivo es ese incremento y para garantizarlo el sistema no dudará en aprobar la ejecución de personas, la muerte en vida de millones de ellas, retirándoles la tarjeta sanitaria, desahuciándolas, recortando todo el sistema social, condenándolas a la ignorancia y a la pobreza mediante el servilismo de los mercenarios oficiales –que sustituyen en los partidos del régimen a los políticos– que aprietan el si en sus escaños. Nuestros derechos sólo poseen valor de cambio, perdiéndolo cuando dejan de sostener ese beneficio.

Nos empujan a la esclavitud. Nuestros niveles de dependencia del sistema son absolutos. No tenemos apenas vías de supervivencia, oscilando cada vez en mayor número entre la marginalidad y la pobreza extrema o la supervivencia ajustada de una pobreza menor. Esa es la sencilla realidad capitalista: la mayoría somos cada vez más pobres y lo venimos siendo día a día desde hace años, aunque sea ahora la primera vez en mucho tiempo que muchas personas asumen su realidad y abandonan el falso reflejo del sueño liberal. Mientras y paralelamente la minoría es cada vez más rica y más minoritaria. Nunca, absolutamente nunca, ha habido una concentración de riqueza semejante en tan pocas manos. Nunca. Ni siquiera cuando no existía ni la democracia ni la ciudadanía, cuando la esclavitud o el sistema feudal eran la norma, se dieron estas concentraciones tan espectaculares de riqueza. Reiterémoslo: nunca ha habido tanta pobreza en el mundo, ni tanta hambre, ni tanta desigualdad. Y ello en un momento en que producimos más que nunca y tenemos mayor capacidad tecnológica que nunca.

Marx al final no mentía. El Capitalismo sólo se sostiene sobre un beneficio infinito, sobre un ansia imposible de frenar. Nunca ha tenido como fin la persona, sino el beneficio. Es su Dios y su razón de ser. Y ello sólo se construye consiguiendo que las personas sean cada vez, cada día y cada vida más pobres.

Los Comunistas no te van a quitar nada porque no tienes nada. Todo es un préstamo de un sistema que no dudará en recuperarlo en cuanto lo necesite para incrementar su beneficio. Y no podrás acabar nunca de pagar los intereses.

Porque tú no eres más que una herramienta para obtener beneficio.

Y es imprescindible que lo entiendas.

Y empieces a comprender porque el género humano es la Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s